Adiós mi chaparrita

Adiós mi chaparrita,
no llores por tu Pancho
que si se va del rancho
muy pronto volverá.

Verás que del Bajío
te traigo cosas buenas
y un beso que tus penas
muy pronto borrarán

Los moñitos pa' tus trenzas
y pa' tu mamacita
rebozo de bolita y naguas de percal.
¡ Uy ¡ que...caray...

No llores, chula mía,
si no me voy tristeando
y quiero irme cantando,
que el llanto me hace mal.

Alegres siempre fuimos,
y cuando vuelva quiero
que jalles tu ranchero
tan güeno y retozón.

Y digas que al marcharse
por lejos que se juera
llevaba a su ranchera
prendida al corazón.
¡Ay ¡...!qué...caray!