Vereda tropical

Voy por la vereda tropical,
la noche plena de inquietud
con su perfume de humedad.

Y es la brisa que viene del mar,
se oye el rumor de una canción
canción de amor y de piedad.

Con ella fui,
noche tras noche,
hasta el mar
para besar su boca
fresca de amor.

Y me juro quererme
más y más
sin olvidar jamás
aquellas noches junto al mar.

Hoy sólo me queda recordar
mis ojos duelen de llorar
y el alma muere de esperar.

¿Por qué se fue?
tú la dejaste ir, vereda tropical.
Hazla volver a mí
quiero besar su boca 
otra vez junto al mar,
vereda tropical.

Música: