Te solté la rienda

Se me acabo la fuerza
de mi mano izquierda;
voy a dejarte el mundo
para ti solita.

Como al caballo blanco
le solté la rienda
a ti también te suelto
y te me vas ahorita.

Y cuando al fin comprendas
que el amor bonito
lo tenias conmigo.

Vas a extrañar mis besos
en los propios brazos
del que esté contigo.

Vas a sentir que lloras
sin poder siquiera
derramar tu llanto.

Y has de querer mirarte
en mis ojos claros
que quisiste tanto,
que quisiste tanto,
que quisiste tanto.

Cuando se quiere a fuerza
rebasar la meta
y se abandona todo
lo que se ha tenido,

como tú traes el alma
con la rienda suelta
y a crees que el mundo es tuyo
y hasta me das tu olvido.

Genero: 
Ranchero