No

No, porque tus errores
me tienen cansado,
porque en nuestras vidas
ya todo ha pasado,
porque no me has dado
ni un poco de ti.

No, porque ya en tus besos
no encuentro dulzura,
porque tus reproches
me dan amargura,
porque no sentimos
lo mismo que ayer.

Te digo que no
porque ya no extraño
como antes tu ausencia,
porque ya disfruto
aún sin tu presencia,
ya no queda esencia
del amor de ayer.

¡No, no, no!
y aunque me juraras
que mucho has cambiado,
para mí lo nuestro
ya está terminado
no me pidas nunca
que vuelva jamás.

Interpretes: