A la orilla del mar

Vengo a cantar para ti
la canción de que aprendí
a la orilla del mar.

La traigo en mi corazón
con el último adiós
que me diste al partir.

Enamorado de ti,
es mi faro tu amor
y mi luz tu mirar.

Muero de pena al partir
pues yo quisiera vivir
a tu lado nomás.

Me voy, esta noche tibia sensual
llena de calor tropical,
muy sólo con mi triste pena.
Si tú quieres nuestro amor recordar
busca por la orilla del mar
tu nombre que grabé en la arena.

Me voy, pues sin ti no puedo vivir
y ya es imposible sufrir
la angustia de mi soledad.

Adiós a la que entregué el corazón
al amor que fue mi ilusión
aquella noche junto al mar.