La barca de oro

Yo ya me voy al puerto
donde se halla
la barca de oro
que debe conducirme.

Yo ya me voy,
sólo vengo a despedirme,
adiós mujer, adiós,
para siempre adiós.

No volverán tus ojos
a mirarme,
ni tus oídos
escucharán mi canto.

Voy a aumentar los mares
con mi llanto,
adiós mujer, adiós,
para siempre adiós.

No volverán...

Interpretes: