Golondrina presumida

De allá del mar vendrás
golondrina presumida,
golondrina consentida
preferida de este amor.

De allá del mar vendrás,
de allá del mar vendrás
primero Dios, verdad de Dios.

Seguro estoy mi amor
que cuando llegues a mis playas
las gaviotas de mi cielo
con tristeza te dirán
que envejecí de tanto esperarte.

La noche cubre ya
mi pobre vida
y el faro de mi amor
sigue buscándote en la noche
y mis ojos en el día.

De allá del mar vendrás
tienes que regresar
porque tú traes, porque tú traes...
porque tú traes mi vida.