Frío en el alma

¿Acaso fue castigo de Dios
que te fueras así
para nunca volver?

Frío en el alma
desde que tú te fuiste,
sombras y angustias
sobre mi corazón.

Qué loco empeño
de revivir las cosas
de un pasado ya muerto,
del fantasma de ayer.

Frío en el alma
porque no estás conmigo,
pena que llevo
como una maldición.

Le he pedido
a la Virgen que tú vuelvas
porque si tú no vuelves
me matará el dolor.

Interpretes: