El siete mares

Soy marino, vivo errante
cruzo por los siete mares
y como soy navegante
vivo entre las tempestades,
desafiando los peligros
que me dan los siete mares.

Cuando el mar está tranquilo
y hay estrellas en el cielo
entre penas y suspiros
le hablo a la mujer que quiero
y sólo el mar me contesta:
ya no llores marinero.

Me dicen el "Siete Mares"
porque ando de puerto en puerto
llevando conmigo mismo
un amor ya casi muerto.

Yo quisiera quedarme
juntito a mi gran cariño,
pero esa no fue vida,
navegar es mi destino.

Estrellita marinera,
compañera de nosotros,
qué noticias tienes 'ora
de esa que me trae tan loco,
si es que todavía me quiere
dímelo poquito a poco.

Olas altas, olas grandes,
que me arrastran y me alejan
cuando entremos en Tampico
quédense un ratito quietas,
tan siquiera cuatro noches
si es que entienden mi tristeza.