Cerró sus ojitos Cleto

Cleto "El Fufuy" sus ojitos cerró,
todo el equipo al morir entregó;
cayendo el muerto, soltando el llanto...
- ¡Voy! Ni que juera para tanto-,
dijo a la viuda el doitor.

De un coraje se le enfrió, qué poco aguante;
lo sacaron con los tenis pa' adelante
los ataques que Luchita, su mujer, había ensayado
esa noche como actriz de gran cartel la consagraron.

Cuando vivía el infeliz: ¡ya que se muera!
y hoy que ya está en el veliz: ¡Qué bueno era!

Sin embargo se veló, y el rosario se rezó
y una voz en el silencio interrumpió:
-Ya pasa la botella, no te quedes con ella!

Y la botella tuvo el final de Cleto:
¡Murió, murió, murió!

Yo creo que adrede este Cleto se enfrió
pues lo que debe jamás lo pagó:
tipo malaje, no fue tan guaje:
con lo caro que está todo, regalado le salió.

El velorio fué un relajo ¡pura vida!;
la peluca y el café fue con bebida;
y empezaron con los cuentos de color para ir pasando
y acabaron con que Cleto ya se andaba chamuscando.

Se pusieron a jugar a la baraja
y la viuda en un albur perdió la caja
y después, por reponer ,hasta el muerto fué a perder
y el velorio se acabó ¡hombre, no hay que ser!

Tengo a mi casa a Cleto
y ahora, ¿dónde lo meto?
Pero como ya dijo Luz, su señora:
"¡Murió, murió, murió!"

Interpretes: